Visita a la quesería Pico Melero en Granja Sardón

 

En Granja Sardón, donde se encuentra nuestra fábrica de queso, encontrará un espacio natural inigualable a orillas del río Duero junto a la localidad de Sardón de Duero y frente a la Abadía de Santa María de Retuerta.

Disfrutará no sólo de una experiencia cultural y gastronómica, también del entorno natural y arquitectónico de esta zona de la provincia de Valladolid.

Granja Sardón

Enclavada en el corazón del Duero, Granja Sardón, también conocida como Sardoncillo es una de las haciendas de tradición familiar más antiguas de España.

La historia de la finca se remonta hasta la época de la Reconquista, cuando por orden de Alfonso X el Sabio, se daba permiso al abad de monasterio de Nuestra Señora de Retuerta a trabajar la labranza de la Granja, y a guardar en ella su ganado.

La granja, de cerca de 700 hectáreas, se encuentra junto a la localidad de Sardón de Duero y está separada por el rio Duero de la Abadía de Santa María de Retuerta, hoy convertida en centro de enoturismo de referencia en la provincia con su hotel y bodegas.

Actualmente Granja Sardón es una finca familiar que alberga campos de cultivo, nuestra fábrica de quesos, de la que se ocupa parte de la familia, descendientes de Don Millán, y que son quienes han recogido testigo de la fabricacion de queso, una de las actividades tradicionales de la granja. Del poblado medieval que fue Sardoncillo en su origen, hoy día se conserva la ermita reconstruida en el S. XIX y actualmente en uso para servicios religiosos. El resto del complejo lo componen viviendas e instalaciones propias del trabajo agrícola de la granja.

Visita a la fábrica de queso

En nuestra fábrica recibimos a los apasionados del queso que quieren conocer de primera mano como se elaboran nuestros productos.

Realizamos una visita guiada y explicamos todo el proceso de elaboración y maduración de nuestros quesos.

Al finalizar, ofrecemos a los visitantes una degustación de nuestros productos acompañados de un excelente vino de la zona.

La visita a Pico Melero es el final perfecto de una jornada de enoturismo por la zona, ya que nuestro emplazamiento es paso obligado para los viajeros que han visitado las bodegas de la Ribera del Duero o la Abadía Retuerta.

Venta de queso

Al finalizar la visita puede acercarse a nuestro punto de venta en la propia fábrica donde podrá adquirir nuestros quesos, enteros o en porciones envasadas individualmente, así como nuestras especialidades, la crema de queso y la torta de queso cremoso.